ELECTROPULIDO

Cada proyecto de fabricación de piezas metálicas a la medida tiene especificaciones únicas, como la dimensión, número de piezas, tipo de aleación, entre otras.

Cuando se busca tener piezas metálicas, que tengan un buen acabado superficial y mejorar algunas de sus propiedades funcionales como resistencia a la fatiga o a la corrosión, una buena alternativa es usar alguno de los tratamientos superficiales como el electropulido, MetalCast te lo puede proporcionar.

El electropulido es un tratamiento superficial mediante el cual el metal a ser pulido actúa como ánodo en una celda electrolítica, disolviéndose. Con la aplicación de corriente, se forma un film polarizado en la superficie metálica bajo tratamiento, permitiendo a los iones metálicos difundir a través de dicho film. Las micro y macro proyecciones, o puntos altos de la superficie rugosa, lo mismo que zonas con rebabas, son áreas de mayor densidad de corriente que el resto de la superficie, y se disuelven a mayor velocidad, dando lugar a una superficie más lisa, nivelada y/o rebabada. Simultáneamente, y bajo condiciones controladas de intensidad de corriente y temperatura, tiene lugar un abrillantamiento de la superficie.

En aleaciones, como el acero inoxidable, se tiene además la ventaja adicional que, al ser el hierro un metal que se disuelve fácilmente, se incrementa el contenido de cromo y níquel en la superficie, aumentando así la resistencia a la corrosión.

En una escala macroscópica, el contorno de una superficie maquinada se puede considerar como una serie de picos y valles. La profundidad de los mismos y la distancia entre los picos dependen de los métodos utilizados para producir la superficie.

En una escala microscópica, la superficie es aún más compleja, con pequeñas irregularidades sobrepuestas a los picos y valles.

Con el fin de producir una superficie verdaderamente lisa, ambos tipos de irregularidades (macroscópicas y microscópicas) deben ser eliminadas.

Así, las funciones de un proceso de pulido ideal se pueden distinguir como:

a) Alisado: eliminación de las irregularidades a gran escala (tamaño superior a 1 micrón).

b) Abrillantado: remoción de pequeñas irregularidades de un tamaño inferior a centésimas de micrón.

ALGUNAS VENTAJAS DEL ELECTROPULIDO

Enfocado al acero inoxidable, el uso de este proceso permite obtener superficies lisas y brillantes, de condiciones sanitarias, debido a la ausencia de rayaduras que impiden el acceso a los productos de limpieza y se convierten en focos de contaminación por microorganismos.

Desde el punto de vista técnico y económico, el pulido electroquímico permite:

  • Tratar piezas de forma irregular y de gran tamaño, en un tiempo corto y con gran ahorro de mano de obra.
  • Aumentar la resistencia a la corrosión ya que el proceso permite eliminar las capas superficiales formadas por labores de laminación y pulido, dejando sobre la superficie terminada una capa de óxidos de cromo y níquel extremadamente delgada y transparente que le confiere una excelente pasividad en relación con numerosos reactivos químicos.
  • Eliminar la coloración debida a procesos de soldadura o calentamiento, ahorrándose el proceso manual de su eliminación. Cabe señalar, sin embargo, que, si se desea una terminación uniforme, se debe realizar un decapado previo con el desoxidante-pasivador que provee nuestra Empresa.
  • Disminuir la tendencia en los líquidos y sólidos a adherirse a la superficie, mejorando los aspectos de limpieza y escurrido de las mismas, aspectos muy importantes en intercambiadores de calor, evaporadores, etc.
  • Pulir piezas de formas intrincadas, en las que el pulido mecánico resulta inaccesible. Esto es posible lograrlo en un solo tratamiento, proporcionando un aspecto uniforme en toda la superficie, lo cual sería difícil de lograr mediante métodos convencionales.
  • Disminuir el tiempo y costo del pulido, debido a la posibilidad de automatización del proceso, ahorro en insumos y mano de obra.

APLICACIONES

De acuerdo con las características del proceso de electropulido explicado anteriormente, algunos de los posibles usuarios son:

  • Industria alimenticia en general, fundamentalmente láctea, cervecera, vitivinícola y frigorífica.
  • Industrias químicas, del plástico, mecánicas, fotográfica, textil y del cuero.
  • Fabricantes de instrumental quirúrgico y odontológico.
  • Fabricantes de máquinas y elementos para la industria papelera.
  • Fabricantes de elementos ópticos, prótesis médicas, máquinas envasadoras, accesorios marinos, herramientas de corte, etc.

En Metalcast contamos con este tratamiento superficial (electropulido) para tus piezas metálicas, conoce nuestros procesos.

Como productores de piezas metálicas hechas a la medida, producidas por la técnica de fundición a la cera perdida (investment casting), podemos participar en proyectos de piezas de características muy variadas.

Contacte a nuestro equipo para identificar los elementos necesarios para que su proyecto de producción de piezas metálicas a la medida tenga las características que está buscando para su empresa.

SIGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_MXES
en_USEN es_MXES